Tres Entrevistas

por margaritaculinaria

Uno de mis propósitos de este año nuevo era encontrar un trabajo en una cocina profesional. Esta decisión me presentó algunos retos. Nunca antes había trabajado en una cocina. Yo he trabajado en restaurantes, de mesera, de bartender y de expo, pero nunca cocinando, para trabajar en una cocina, requieren experienca trabajando en una cocina, jaja. La otra situación es que estoy estudiando, entonces tengo que trabajar por la noche ya que estudio por la mañana y no tener completa disponibilidad de tiempo reduce mis opciones.

Con esto en mente me presenté a tres entrevistas. Así fué como me fué:

Entrevista Número Uno

Un viernes en diciembre, uno de mis estupendos chefs en la universidad me preguntó si estaba buscando trabajo en una cocina. Yo dije: –Claro que si! Subsiguientemente me dió en un papel el número de teléfono de su chef amigo, Chef A,  que estaba buscando una persona para su cocina. Me dijo que lo llamara inmediatamente después de clase.

Así lo hice y después de una corta conversación donde le dije a Chef A mi nombre y la razón por la que estaba llamándolo, me pidió que fuera a verlo para poder entervistarme. Que emoción! Mi chef ya le había dicho  Chef A que yo no tenía experiencia y que estoy estudiando entonces me sentí muy cómoda. Llegué a tiempo y caminé hacia la recepción. – Hello, my name is Margarita Gonzalez and I’m here to see Chef A.  Chef A es un hombre alto, con cara de chef, jaja, muy amable y de humor ligero. Fuimos a su oficina, me entrevistó, me llevó a recursos humanos, llené una aplicación, hablé con la persona de recursos humanos, me dijo que con mi falta de experienca me pagarían mucho menos, me dijeron que me llamaban el lunes. Nunca me llamaron.

La semana siguiente, le pregunté a mi chef si el pensaba que era una buena idea llamar a preguntar que había pasado. El dijo que si, que llamara a Chef A. Así lo hice. Chef A me dijo que ellos necesitaban una persona para la mañana. Le dí las gracias, colgué y me puse un tris triste. Pero que se le va a hacer.

Entrevista Número Dos

En la universidad un día (miércoles) hablando con Ray, le pregunté cómo consiguió el su trabajo. Ray trabaja en un restaurante italiano en South Beach y aunque trabaja largas horas, siempre tiene una actitud super positiva hacia su trabajo y habla de este de una manera que me motiva a buscar algo parecido. En fin, Ray me dijo que en la universidad hay una oficina en la cual le dicen a los estudiantes que trabajos estan disponibles, les ayudan con el CV, etc.

Entonces fuí y me dieron el nombre y el teléfono de Chef B. Chef B necesitaba un garde manger.  Entonces llamé y el día siguiente después de la entrevista y de llenar una aplicación, acordamos que yo iría el sábado para que el viera como yo trabajo.  Llegó el sábado y una vez entré no me sentí cómoda. La cocina parecía vieja, desorganizada y no muy limpia. La persona por la que tenía que preguntar, porque Chef B llegaría mas tarde, llegó 20 minutos después de mí y me presentó a otras dos personas que estarían trabajando con nosotros en el mismo espacio. Estuve allá por 5 horas y al final tuve una corta conversación con Chef B donde me preguntó que pensaba de la posición, hablamos de mis horarios de estudio y me dijo que me llamaría el lunes. Llegó el miércoles y no me había llamado entonces decidí llamar el viernes. Honestamente yo estaba un poco feliz de no haber recibido la llamada de  Chef B.

Entrevista Número 3

A mediados de enero, mi estupendo chef de la universidad me dió otro número de teléfono, el de Chef C. Chef C es el Executive Sous Chef de El Lugar. Lo llamé y me pareció muy amable. Chef C me pidió que fuera a verlo el domingo. Cuando llegué a El Lugar, me llevó a su oficina y hablamos de la posición que estaba disponible, del horario y de mi falta de experiencia. Esta vez me aseguré de decirle que tanto quiero hacer esto, insistí en decirle que aprendo rápido y que el no tener  experiencia es un círculo vicioso que solo puede ser roto si alguien toma un riesgo.  Después fuimos en un tour de la cocina, el restaurante, el bar, el cuarto de vinos… Chef C fué muy claro conmigo y me dijo que aún tenía que entrevistar un par de personas. Al final, le pedí que me deseara suerte, jaja, nos despedimos con un apretón de manos y el me dijo que de cualquier manera recursos humanos me llamaría la otra semana. El miércoles me llamaron de recursos humanos a decirme que Chef C me estaba ofreciendo la posición.

—–

Lo que aprendí:

1.    Todas las cosas que valen la pena cuestan trabajo. Yo creo que la razón por la cual mi estupendo chef de la universidad me recomendó es porque yo me tomo esto muy en serio y estoy dispuesta a trabajar duro por esto. Cuando fuí a pedir consejo a mis otros estupendos chefs de la universidad, ellos ofrecieron sus números de teléfono para que los pusiera de referencia. Ese voto de confianza me hizo sentirme segura en mi misma.

2.  En las entrevistas, hubo un par de preguntas que si bien no fueron formuladas de la misma manera, estaban indagando la misma cosa.

– Cuando te pregunten porque quieres cocinar, hay que tener una buena respuesta. Hay que considerar que el chef que te está estrevistando ha entrevistado muchas personas en su vida y por esa razón, ha oído la misma respuesta muchas veces. Decir que yo quiero cocinar porque amo la comida no lo va a impresionar.

– Las tres veces me pidieron que les dijera mi mayor defecto. Afortunadamente para mi esa fué una pregunta fácil de responder. Cuando yo quiero hacer algo, sólo veo derecho, es decir, soy muy enfocada en lo que quiero hacer y por esa razón otros aspectos de mi vida sufren. Yo creo que lo mas importante es ser genuino al responder sin perder de vista las intenciones por las que la pregunta fué formulada.

– Cuando te preguntan si tienes alguna pregunta, hay que preguntar algo. El hacerlo muestra interés. Esto sólo lo hice en la entrevista número tres pero esa fué la última parte de cada una de las tres entrevistas, en las otras dos dije que no tenía preguntas.

3. No hay que dejar que los nervios inhiban la personalidad. Esas cosas que nos hacen individuos tienen que salir a brillar cuando estamos hablando con las personas. Especialmente si queremos que una persona nos contrate  :)

4. La primera impresión sólo se puede hacer una vez.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: