Posts tagged ‘restaurante’

30/09/2010

Dia Cuatro

por margaritaculinaria

Hoy se me pasó el día volando. Me desperté cansadísima, como un zombie. En clase hablamos de términos franceses entonces añadí unas cuantas palabras nuevas a mi vocabulario: affûter y aiguiser; aplatir y bouchon. Después hablamos de onzas y gramos, de mililitros y tazas. Hoy cortamos ajos, cebollas y zanahorias, pero por alguna razón de la vida, borré las fotos sin darme cuenta entonces te toca imaginártelos. Uno, dos, tres… Imagina!

Luego salí para el restaurante, preparé sandwiches y pastelitos de jamón y queso para la tiendita donde compran comida los estudiantes. También preparé el almuerzo, pollo frito. Bueno, no lo preparé yo, yo lo freí, alguien más lo preparó. Después horneé foccacia (que por cierto prepararé esta noche en la casa).  Finalmente, limpiamos la olla del caldo de pollo que preparamos ayer, este caldo se mantiene en cocción por 24 horas, entonces el sabor es super concentrado y delicioso. Con eso prepararemos salsas y sopas. Oh! ya averigué, la olla gigante tiene una capacidad de 80 galones. Eso es mucho caldo, dirás tu, y aunque si es mucho, no todo es caldo, porque también están los huesos y los vegetales. Después de colarlo nos quedó mas o menos 3/5, que si, es mucho caldo.

El caldo de pollo.

 

Al salir del restaurante, en el camino hacia el carro, me inscribí en un club de tallado de vegetales y frutas. Cuando sepa bien como es la cosa te cuento.

29/09/2010

El Tercer Dia

por margaritaculinaria

Lluvia. Es difícil encontrar la canción apropiada cuando esta lloviendo. Todo el trayecto de la casa a la universidad estuve saltando de canción en canción hasta que empezó a sonar Venus in Furs, de mis queridos Velvet Underground. Miraba el asfalto mojado mientras cantaba. “Shinny, shinny, shinny piece of leather...”. Odio la lluvia cuando tengo que manejar.

Hoy en clase hablamos de los sabores. Dulce, salado, ácido, amargo y umami. Luego cortamos papas en allumette (tiras de 3 mm de espesor), brunoise (cubitos de 3mm x 3mm), paille (tiritas de 1mm de espesor) y brunoisette (cubitos de 1mm x 1mm).

Allumette

Después de la clase, salimos derecho para el restaurante, Victor no se pudo quedar porque esta medio enfermo. Mejor, para que no me pegue la gripa, jaja. Mentiras pero en serio.

Parte del Restaurante.

Que emoción me dio cuando llegué al restaurante. Queda casi al lado mi salón y es aquí tomaré mi última clase. Cuando llegamos el profesor Brown, que es el administrador del restaurante y el que nos dice que hacer, ya estaba listo para que empezáramos. Lo primero era poner unas carcazas de pollo en una olla gigantesca para hacer caldo. Mañana te tengo el dato sobre la capacidad de esta olla. Mientras Ray hacía eso, yo empecé a preparar el mirepoix (una combinación de cebolla, zanahoria y apio). Primero: las cebollas. Yo corto cebollas rápido y bonito, pero sufro. Me hacen llorar mucho. Estoy segura de que no soy la única, pero eso no lo hace nada más fácil. No estoy cortando dos o tres cebollas. Pero guerrera como soy, corté cada una de las treinta y tantas y conté antes de perder la cuenta. Obviamente lloré mucho. El Chef del restaurante al reírse y después de hacer un chiste tonto, me dijo que a veces servía meterse a la nevera cuando uno empieza a llorar mucho y dejar que el ventilador seuqe los ojos. Mañana trataré.

Mirepoix en la olla para el caldo de pollo.

Ray y la olla.

Ray es cubano pero su familia es del Pais Vasco en España. El está en mi clase ahora y es una de las otras 3 personas que están repitiendo la clase conmigo (las otras dos son Victor y Beth). Conocí a Ray practicando cortes después de clase en Agosto. Es una persona tranquila y habla de cosas interesantes. Estuvo en Colombia en los ochentas durante tres meses son su papá tratando de abrir una empresa para exportar café. No pudieron, dice el,  por no ser ciudadanos colombianos, la terminaron abriendo en Brasil. Me gusta tener a Ray a mi alrededor porque él trabaja duro y le encanta este cuento tanto como a mí.

Bueno, casi al final hicimos focaccia para el restaurante. Quedó deliciosa! Fué la primera vez que preparé focaccia, me dieron la receta y esta noche la voy a preparar.

Focaccia

Antes de irnos, dejamos todo listo para el desayuno que se va a vender mañana a los estudiantes. Partí 7 dozenas de huevos en un contenedor, con dos manos fué rapidísimo. Luego salteé unas cebollas (que indudablemente yo corté) en un sartén grande y pesado. Todo el mundo usa sólo una mano, a mi me toca usar las dos!

Te aseguro que nadie mira cebollas con tanto amor como yo miro estas.